Los Ciclos del Tiempo: Calendario Energético, ciclo de los 9 años

Uno de los pilares del Feng Shui es el estudio de los ciclos del tiempo. Podemos encontrarnos con diferentes periodos, desde ciclos largos de 60, 180, 360 años, hasta ciclos más cortos de 20 años, 9 años, de meses, días, horas. Donde el espacio y el tiempo son distintas percepciones de una misma esencia.
Lo importante es entender que estos ciclos mueven desarrollos de tensión y fuerza  que nos dan la posibilidad de conocer energéticamente el espacio y las claves para reconocer los desequilibrios energéticos, y así poder armonizar nuestra vivienda

También, nuestra fecha de nacimiento en relación a los ciclos, nos ayuda a optimizar nuestra vitalidad personal, ya que nos muestra nuestra afinidad energética, para ser capaces de construir nuevos enlaces que nos ayuden a aprender a fluir, y a transformar las carencias en oportunidades

Uno de los ciclos más importantes es el ciclo de los nueve años. Por nuestro año de nacimiento, tenemos unas influencias peculiares que corresponden a las características que describe “la ley de los 5 elementos” según la tradición taoísta.   

El calendario energético está basado en este ciclo de nueve años y está configurado a partir de un diagrama antiguo, conocido como Lou Shu, que representa un movimiento circular y progresivo de 8 energías, y el calendario chino que se basa en el ciclo de las 13 lunas. Durante este período, cada año hay una danza cíclica entre estas ocho energías, que nos dan información y nos permite ver tendencias sobre puntos débiles y fuertes del espacio. También nosotros estamos influenciados  por esta danza energética y sus diferentes matices. 

Mediante el Feng Shui podemos comprender la forma en que fluye la energía por el cuerpo de cada persona. Nosotros podemos relacionarnos con esta energía, podemos aprovecharnos de este conocimiento para darle un impulso a nuestros proyectos, para resolver o entender determinadas situaciones en nuestra vida, o relaciones personales. Crearemos oportunidades positivas que mejoraran nuestra calidad de vida. 

Cada año tiene unas características energéticas concretas, donde predomina la influencia de dos de los cinco elementos. Por ejemplo, este año 2012 está influenciado por las energías de Fuego y Cielo (metal), por lo que será un año de transformaciones interiores y colectivas. Podemos extender nuestros límites y llevarlos hacia el cielo para alcanzar nuevas dimensiones y darle un nuevo aspecto a nuestra vida.

Fuego es una energía transformadora y nos aporta información y claridad, para tener la capacidad de transformar situaciones de una manera más consciente. También nos da el impulso para difundir los proyectos. Favorece los cambios más profundos y radicales. 

La energía de Cielo nos ayuda a persistir en las acciones que hemos tomado, a pesar de los obstáculos que se nos puedan presentar por el camino y nos ayuda a ser más fuertes. 

También evoca a una auto reflexión sobre el significado de nuestros actos. La energía de Cielo se asocia con las sincronicidades, con aquellos acontecimientos aparentemente casuales y que, sin embargo, responden a una trama oculta e inconsciente. 

A nivel de evolución personal la energía metal, corresponde con  liberar, dar un paso atrás desde la experiencia para evaluar y solucionar, redefinir objetivos y direcciones, y la capacidad de soltar las ataduras emocionales hacia personas y circunstancias. 

Por una parte podemos saber las influencias energéticas que van a regir este año y por otra parte conociendo nuestra energía de nacimiento, sabremos qué área de nuestra vida personal va a tener más influencia ese año. Qué desequilibrios y oportunidades podemos encontrar a nivel personal para poder abordarlo de manera consciente, y aprovecharnos de este influjo en nuestro beneficio. 

A la hora de armonizar los espacios a través del Feng Shui, el conocimiento de nuestra energía personal, según nuestro año de nacimiento, nos permite conocer nuestras direcciones favorables para el descanso y el trabajo. Cuál es nuestra energía más afín y armonizar nuestro espacio con los colores, materiales y elementos más favorables, y que época del año nos es más favorable para aumentar nuestra vitalidad.

A nivel personal permite activar el meridiano ancestral con el que se tiene mayor afinidad, y facilitar paulatinamente el proceso de autoconocimiento.

Tu energía personal puede abrirte a los arquetipos, los mitos y símbolos que habitan en la conciencia; pueden ayudar a recapitular las memorias transpersonales y también pueden ser una puerta hacia el mundo de la energía, los meridianos y los chakras.

Descargar Calendario Energético 2012 (.pdf)

Share

Todavía no hay comentarios.

Dejar un comentario