TALLER DE CONSTELACIONES FAMILIARES

Las constelaciones familiares tienen su base en la psicología sistémica, es decir que se concibe al individuo no cómo una persona aislada sino como una persona que pertenece a un grupo. Esto nos permite descubrir las dinámicas ocultas que dirigen nuestras decisiones, emociones y nuestros destinos.

En constelaciones familiares hablamos de un sistema familiar y pertenecen todas aquellas personas a través de las cuales estamos unidas por lazos sanguíneos, como son todos nuestros antepasados, pero también pertenece a nuestro sistema toda aquella persona que ha tenido relación o un vínculo con nosotros o alguien del sistema.

 

QUÉ HACE UNA CONSTELACIÓN FAMILIAR

Normalmente ante situaciones, intentamos solucionarlo mentalmente, analizando los hechos. A través de las constelaciones familiares pasamos a un plano más profundo desde el cual se está originando el problema, nos ayuda a tomar conciencia a un nivel profundo de lo que está sucediendo en relación a una determinada situación conflicto, problema.

Lo que está sucediendo a nivel profundo, la mayoría de veces está sucediendo en el inconsciente, y este inconsciente en parte está influenciado por vínculos sistémicos.

Las constelaciones familiares, nos permite descubrir las dinámicas ocultas en un sistema familiar, que dirige nuestras decisiones, nuestras emociones y nuestros destinos. Nos ayuda a tomas de conciencia que nos permite reorientar nuestro que hacer hacia más vida, más amor, más salud. Hacia una mayor realización.

La constelación no es para ser analizada y darle una comprensión racional, es un movimiento interno de sanación y toma de conciencia. Por ello una constelación no va ir más allá de lo que uno quiera ir, la transformación es proporcional a lo que uno esté dispuesto a soltar.

 

¿CÓMO ES LA DINÁMICA DE UN TALLER DE CONSTELACIONES FAMILIARES?

 

La dinámica del taller se basa en representar a otros sin saber nada de ellos, simplemente dejándose llevar por el movimiento desde el silencio, en el respeto. De esta forma la persona que está constelando puede tomar conciencia de las dinámicas ocultas que gobiernan su vida como miembro del sistema familiar al que pertenece.

Esta representación, no es un psicodrama, ni emocional. Los participantes están en un estado de silencio, de recogimiento interno y se dejan guiar por su cuerpo, por su movimiento y sensaciones. Se trata de dejarse llevar por algo que impulse nuestro cuerpo independientemente de nuestras emociones o de nuestro dialogo interno. Es una meditación activa.

La persona que va a constelar,  elige un tema esencial para su vida en estos momentos, y a partir de ahí, guiándose por su intuición, elije entre los presentes un representante para sí y otro u otros para el tema que se va a tratar. La constelación se acaba cuando el movimiento de sanación o reconciliación hace su aparición o cuando la persona que constela siente la toma de conciencia y la fuerza.

Viviendo este proceso de transformación e interiorizando  la nueva imagen que le da la constelación, la persona encuentra el camino a la reconciliación con el propio destino, a la aceptación del propio lugar en el sistema, a la expresión de un amor auténtico y consciente hacia todos los miembros de la familia.

 

Para más información sobre los talleres

Formulario contacto

 

 

Share