Limpieza Energetica en las Casas

Existen diferentes procedimientos para realizar una limpieza energética en una casa, depende de cada cultura y creencias. Aquí presento un método sencillo que purifica el aire y expulsa las energías pesadas de un lugar.

Las limpiezas energéticas hay que realizarlas conscientemente con la intención enfocada en la limpieza, relajados y confiados en lo que se está haciendo y su efectividad.

Hay tradiciones que recomiendan los martes, jueves y sábados para realizar limpiezas energéticas en el hogar. Aconsejan hacerlas en el ciclo de luna llena a luna nueva (ciclo menguante). Yo para elegir el día, utilizo la radiestesia.

Podemos hacer una limpieza general de la casa incluyendo muebles y ventanas o dedicarnos a la limpieza de una habitación en concreto. Cuando nos mudamos a una casa nueva es conveniente hacer una limpieza general o cuando ha habido situaciones fuertes que alteran la armonía del lugar.

Al igual que cuando hacemos una limpieza normal de una casa, nos ponemos ropa vieja o específica para no mancharnos, cuando hacemos una limpieza energética también es bueno utilizar ropa específica para ese uso y lavarla después. Antes de empezar podemos pedir ayuda y protección a nuestros guías.

Pasos

Para hacer la limpieza energética de la casa, primero hay que limpiarla como lo haríamos normalmente, una vez limpia nos preparamos.

  • Elegimos el momento más adecuado para nosotros para hacerlo e intentaremos estar solos en la casa.
  • Ponemos música agradable.
  • Buscamos un lugar tranquilo para preparar el incensario. El incienso es un método eficaz de limpiar un ambiente.
  • La limpieza la realizaremos de dentro hacia fuera, terminando en la puerta principal.
  • Al terminar podemos tocar una campana o un cuenco para sellar la limpieza, o cualquier otro método que sepamos, como el Reiki, sellándolo con el símbolo.
  • Al acabar la limpieza abrimos las ventanas para ventilar.
  • Y nos damos una ducha.

Preparación

Dentro de un sahumador o incensario colocamos los carboncillos, podemos utilizar uno o más, pero siempre en número impar. Se enciende poniendo cuidado para no quemarse y que no salten chispas que puedan quemar la ropa o a nosotros.

Para quemar podemos utilizar resinas, yo suelo usar de copal o mirra, aunque hay más resinas que se pueden utilizar como alcanfor, benjuí, pino… También podemos quemar hierbas secas de romero, salvia, ruda…, éstas son las más comunes, pero existen otras que podemos utilizar, como canela, clavo, lavanda.. y se pueden mezclar si queremos hasta un total de siete. 

 Una vez encendido el incensario empezamos por la habitación más alejada de la entrada principal, caminando en el sentido de las agujas del reloj vamos pasando el humo por las paredes moviendo el incensario hacia arriba y hacia abajo, parándonos un momento en esquinas y rincones, donde pasaremos varias veces el humo hasta llegar de nuevo a la puerta de la habitación. Humeamos el resto de la habitación y pasamos a la siguiente.

El incensario también hay que pasarlo por los pasillos. Cuando veamos que no humea se le añade más resina de las que hayamos decidido utilizar.

Terminamos la limpieza en la puerta principal donde se deja el incensario hasta que se apague. Las cenizas que quedan se pueden verter utilizando agua corriente del grifo o si tenemos jardín o un campo cerca enterrarlas (así la energía transmuta).

Limpieza energetica

 

Para una limpieza profunda podemos limpiar los suelos con agua. Podemos cargar el agua al sol unas 3 horas para energetizarla (ésto es opcional), y luego añadimos por cada tres partes de agua una de vinagre y el zumo de tres limones, (reservas una parte de esta agua para limpiar la fregona una vez terminamos de limpiar el suelo). Empezamos por la parte de atrás de la casa y terminamos en la puerta principal, si hay varias plantas empezamos por la ultima y vamos bajando.

Al terminar lo mejor es tirar el agua en la calle, si no se puede, por el inodoro y tiramos de la cadena.

La fregona o los trapos utilizados los enjuagamos con el agua que se ha reservado al principio.

Para limpieza de muebles y objetos podemos utilizar esta agua o humearlos.

Una vez realizada la limpieza, dála por terminada, no hay que dudar si se ha hecho bien o no. A veces saltan las dudas de si se ha invertido el tiempo necesario, si se ha pasado bien el humo por todas las paredes, si no hemos podido tirar el agua a la calle y la tiramos por el inodoro pensamos que no va ser lo mismo…. En este tipo de trabajos lo importante es la intención que se pone al hacerlo y los pensamientos que has tenido durante la limpieza.

Por eso es importante a la hora de hacer una limpieza estar relajado y poner la atención y la intención en lo que se está haciendo; una limpieza en la casa para subir la vibración de la energía y crear cambios positivos en nuestras vidas.

 

Share

Todavía no hay comentarios.

Dejar un comentario