Feng Shui: Influencias Terrestres y Cósmicas

El Feng Shui es un sistema geomántico que permite vincularnos con las influencias cósmicas y las influencias del subsuelo (telúricas), así como a los movimientos de la naturaleza y sus ciclos para poder alcanzar una vida plena y saludable.

La tierra está formada por canales energéticos solares muy activos y por canales lunares relacionados con las fuerzas frías y terrestres. Los canales de la tierra y sus puntos energéticos en ocasiones pueden ser demasiado intensos para nuestro organismo. La geobiología ha observado estas alteraciones del subsuelo como causantes de enfermedades o geopatías.

La visión que tenían los geomantes sobre los paisajes es similar a la visión de la medicina taoísta a cerca del cuerpo humano, formado por canales o meridianos energéticos que se relacionan con las fuerzas celestes y terrestres. De esta fusión de canales nace la vida.

El Feng Shui sostiene que estas emanaciones terrestres, pueden ser causa de enfermedades somáticas o psicológicas, que la relación entre estas energías terrestres y la influencia cósmica y solar, pueden afectar nuestra flexibilidad y fluidez afectando a nuestro organismo inmunológico.

El Feng Shui de la Tierra enfoca su interés en el vínculo que existió entre el Feng shui y la medicina china, entre conectar y comprender los aspectos energéticos del organismo y del medio ambiente como una unidad, y evaluar esta relación en el ámbito de las ciudades, ya que la tendencia principal del siglo pasado ha sido el abandono del medio rural.

Se trata de explorar la relación entre la persona y el lugar que habita, ofrecer pautas para crear conexiones que nos ayuden a mejorar nuestra fluidez y flexibilidad, nuestra relación con el espacio, y armonizar las influencias desvitalizantes, como geopatías, campos electromagnéticos, que afectan a nuestro sistema inmunológico y por tanto a nuestra salud.

Share

Todavía no hay comentarios.

Dejar un comentario