El Pa Kua : Un Mapa Energético

El Pa Kua o Ba Gua es una de las principales herramientas utilizadas en la práctica de Feng Shui. Cuando trasladamos el Pa kua a un espacio es como un mapa que nos muestra aquellas áreas de nuestra vida que necesitan atención, pero también muestra dónde enfocarnos si queremos potenciar una determinado tema de nuestra vida.

El Pa Kua es un modelo octogonal formado por ocho símbolos o trigramas representados por tres líneas formando un código binario. Este modelo octogonal fue desarrollado en china hace mas de 2000 años a.c, pero también podemos encontrar representaciones de este código binario en otras civilizaciones antiguas como la Hindú, Maya y Azteca.

Estos ochos símbolos, también llamados estados de cambio, al combinarse, crean 64 símbolos o hexagramas que forman el Libro del I Ching (el libro de todas las posibilidades o el libro de los cambios). Es un libro de energía que interactúa con el hemisferio derecho del cerebro y el campo de energía.

El espacio está formado por canales de energía, estos canales se organizan según pautas geométricas, que pueden ser localizadas a través de los ejes cardinales. El objetivo del Pa Kua es crear un punto de confluencia de estos canales espaciales que se organizan en rejillas, norte-sur, este-oeste y diagonales noroeste-suroeste, noroeste – sureste. Por lo que al trasladar el Pa Kua a una vivienda o espacio, creamos un microcosmos que representa a la naturaleza, ya que por cada uno de esos canales llega la energía con matices e intensidades diferentes influenciada por los ciclos de la naturaleza y por otros ciclos

A cada símbolo le corresponde una orientación espacial y en nuestro cuerpo se corresponde con el sistema energético de los meridianos de acupuntura. En nuestro organismo estos flujos de energía pueden ser influenciados entre otros por el espacio que habitamos, la radiación terrestre y los campos electromagnéticos, pudiendo vitalizarnos o desvitalizarnos.

Como ejemplo podemos ver las relaciones de la energía más activa (más Yang) de estos ocho símbolos o trigramas, la energía de Fuego y la energía más pasiva (más Yin),  la energía de Agua.

  • Por el Sur nos llega la energía de Fuego.

Es un movimiento energético de grandes transformaciones, procesos rápidos, acelerados y de expansión. Por lo que nos puede aportar dinamismo, rapidez, proyección y coordinación. Nos ayuda a desarrollar nuestra capacidad para expresarnos, transformarnos y adaptarnos a los cambios.

Se refiere a la mente y al conocimiento y nos ayuda a adquirir compresión y otra visión de nosotros mismos, un conocimiento desde el corazón.

Si en un espacio está debilitado, todo se volverá lento, confuso y volcado hacia sí mismo.

En el cuerpo se enlaza con los sistemas energéticos de corazón, intestino delgado, maestro de corazón y triple calentador. A nivel emocional con la Alegría, la impaciencia y la intuición.

Cuando estás buscando un sentido a tu vida, esta es la conexión que necesitas.

  • Por el Norte nos llega la energía de Agua

Es un movimiento energético que hace que los procesos sean lentos y sólidos, nos ayuda a crear un estructura fuerte y sólida, pero sin rigidez. Está relacionada con nuestros sueños, anhelos y nuestra realización personal a través del trabajo. Favorece el desarrollo de la fluidez.

En el cuerpo se enlaza con los meridianos de vejiga y de riñón. A nivel emocional con el miedo y la voluntad.

Cuando muchos proyectos se paralizan, cuando se tiene muchas dudas y se está muy disconforme con el trabajo, es el momento de relacionarse con esta energía.

Hay que recordar que en la armonización, el Feng Shui se basa en el Pa Kua Yang, que es el que corresponde a nuestro ciclo del tiempo.

Share

Todavía no hay comentarios.

Dejar un comentario