Tu Espacio Tu Brújula Interior

EL VACIO EN FENG SHUI

Una herramienta muy potente y efectiva es lo que en Feng Shui llamamos “hacer Vacio”.

 “Para que algo nuevo entre en tu vida, tienes que hacerle espacio”, 

Muchas veces no tomamos consciencia, ni ponemos atención al entorno que nos rodea, no nos damos cuenta de  que nuestro entorno es un espejo de nuestro interior, ya sea a través de las personas con las que nos relacionamos, las situaciones que se nos repiten una y otra vez (aunque cambie el escenario y los personajes), o nuestra casa.

Este Taller te facilita claves para que a través de tu casa puedas obtener información sobre ti, descubrir donde es necesario poner tu atención para empezar a hacer transformaciones, ser más consciente, reconocer que es aquello que necesitas en este momento de tu vida para abordar un tema que te preocupa.

Tu  casa es un espejo de tu interior, observando cómo tienes tu espacio puedes obtener información sobre aspectos de ti mismo.

“Hacer vacio”  en un espacio implica liberar energía atrapada, estancada. Despejar tu casa de objetos, organizar el desorden, el simple acto de limpiar, moviliza la energía de los espacios aumentando la energía de la casa y la vitalidad del que lo habita.

Por lo tanto el proceso del Vacío se puede abordar como;

  • Un proceso para liberar e incrementar la energía de tu casa aportándote mayor vitalidad y claridad.
  • Un proceso más personal, abordándolo como una estrategia de autodescubrimiento.

Hacer el Vacío, no sólo te aporta energía y vitalidad, sino que también te sirve para hacerte más consciente y transformar tu vida.

Dependiendo del tipo de persona que seamos, del desorden  que tengamos, el lugar donde esté localizado, y el tiempo, esta energía nos puede afectar de distintas formas.

El desorden y la acumulación de objetos es energía atrapada que tiene efectos a largo plazo a nivel físico, mental y emocional.

El desorden puede aparecer cuando la energía se estanca y a la vez la energía se estanca con el desorden.

Share